PRESOS ETARRAS CONTRA LA LUCHA ARMADA

Circula una carta de etarras encarcelados, muy críticos con sus dirigentes

J.D.

“Más del 55% de los presos de ETA están, a día de hoy, en posiciones disidentes respecto al mantenimiento de la llamada lucha armada”, según han informado a El Plural fuentes próximas a las fuerzas de Seguridad del Estado. Otro síntoma de la desafección creciente de los presos y sus familiares en relación a la banda terrorista puede observarse en las concentraciones de apoyo a los presos. “Antes por cada preso acudían a esas movilizaciones entre cinco y seis familiares o amigos de los presos. Ahora acude uno solamente o, como máximo, dos”, añadieron tales fuentes.
En breve, y salvo imponderables, aflorará a la opinión pública un nuevo texto de crítica muy dura contra la actual dirección de ETA. Se trata de una carta que circula ahora mismo por las cárceles y que parece previsible que recoja firmas de muchos presos veteranos y de algunos más recientes. Esta carta llegará después de la suscrita -como ya se publicó el pasado 20 de julio en El País y fue difundido también por El Plural- por Txema Matanzas, antiguo abogado de las Gestoras pro Amnistía. Ha llegado la hora, advertía Matanzas, de que ETA “cierre la persiana”. “La factura de la T-4 está por pagar”, aseguraba el abogado en un alegato contra el sector más radical o duro de ETA.

Posible escisión
Esta situación, aparentemente muy positiva para alcanzar la paz definitiva en Euskadi, incluye, no obstante, una hipótesis que -con no poca preocupación- señalan los máximos responsables de la lucha antiterrorista como factible. “No descartamos que se produzca una escisión en ETA. Sería eso uno de los peores escenarios en la coyuntura actual, puesto que podría repetirse un asesinato como el de Yoyes y una caza de brujas interna, a la búsqueda de confidentes. ETA como tal saldría fracturada y debilitada, pero los halcones se crecerían en base a redoblar los atentados mortales”, indicaron otras fuentes interrogadas por El Plural.

Colaboración
El acercamiento de presos a cárceles como la de Matutena, en Vitoria; a la de Zaragoza y la de Logroño –medida adoptada por el Gobierno con el visto bueno del PP- habría facilitado, al parecer, la aludida carta de los presos. Mientras, fuentes gubernamentales han manifestado su satisfacción por los comportamientos de la inmensa mayoría de países latinoamericanos en relación a ETA. Resaltan la firme actitud y colaboración del Gobierno de México. También califican de favorable el posicionamiento de Hugo Chávez, dispuesto a que Venezuela no sea en absoluto un reducto de ETA. Algo similar opinan respecto al Gobierno de Cuba. Alguna vacilación adjudican, sin embargo, al Gobierno de Argentina y otorgan un sobresaliente al Gobierno de Chile.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: