DE AMIGO DE AZNAR A GRAN BLANQUEADOR

Su amistad le colocó en la primera línea del entramado empresarial español, y de ahí a la Gürtel
José Ramón Blanco Balín, de amigo de Aznar a gran blanqueador

Las empresas de la telaraña Gürtel quiebran, como sucedió recientemente con el imperio Begar o ahora con la empresa Tecnología de la Construcción (Teconsa). ¿Pero sucede lo mismo con los accionistas o directivos que están detrás de estos nombres? Qué pasa con las grandes fortunas acrecentadas durante años por los respetados hombres de negocio devenidos, tras el escándalo, en cerebros de la trama corrupta, como es el caso del inspector de finanzas del Estado José Ramón Blanco Balín, el “gran blanqueador”.
Conocido en medios judiciales como el “inspector blanqueador”, la historia de José Ramón Blanco Balín se remonta a la década de los 70, cuando comenzó su amistad con el joven José María Aznar, inspector de Hacienda como él, con el que por aquellas fechas escribió un libro de texto para el Centro de Estudios Financieros.

Su amistad con Aznar
Fue su larga amistad con el ex presidente Aznar lo que le colocó, en el mismo año de su victoria electoral, en 1996, en el consejo de administración de Repsol YPF, hasta llegar a ocupar el puesto de vicepresidente en el año 2000 y luego el de consejero delegado. Y de ahí su salto a algunas de las firmas más poderosas del país, como Gas Natural, Barclays, Banco Zaragozano, NH o Ercros. Blanco Balín aparece en el Registro Mercantil como administrador, socio o apoderado de más de 40 empresas, según constató Europa Press.

Gürtel, su destino
Su nombre estuvo entre los posibles sustitutos del ex ministro Miguel Boyer al frente de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), pero no consiguió el cargo. Y en ese momento, el destino le mostró un camino que sólo él sabe si ha merecido la pena o al final será el comienzo del fin para su carrera al alza: se cruzó con el grupo de empresas de Francisco Correa, hoy conocido como la trama Gürtel, crecida a la sombra del PP.

El “gran blanqueador”
Blanco Balín llegó a formar parte de los consejos de administración de al menos seis de las compañías de Correa, como Orange Market, Hator Consulting, Osiris Patrimonial e Inversiones Kintimani, convirtiéndose en el “gran blanqueador” no solo de la trama Gürtel, sino que también desde su propia empresa R. Blanco Asesores Fiscales SL, ubicada en la calle Guzmán el Bueno, 133, de Madrid, como asesor fiscal, se especializó presuntamente en facilitar la fuga de capitales a paraísos fiscales, como el Principado de Liechtenstein. Esta maniobra fue descubierta en una operación policial que todavía hoy sigue siendo investigada por la Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción, y en la que están implicados 200 ciudadanos españoles.

Los contratos de los feudos del PP
A Blanco Balín no se le podrá tildar nunca de hombre poco versátil ni de haber perdido el tiempo. Como administrador único de las compañías Rústicas MBS, S.L y Artas Consultoría consiguió jugosas adjudicaciones en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte, donde la trama Gürtel se cebó con la anuencia del alcalde Arturo González Panero, entre ellas la concesión, por diez años, de la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) de esa localidad.

Además, consejero de Teconsa
Desde su cargo de consejero en la empresa Teconsa consiguió importantes adjudicaciones de las Empresas Públicas de Vivienda de los Ayuntamientos de Boadilla, Arganda del Rey y Majadahonda, y presuntamente pagó comisiones a la trama Correa para lograr que la Junta de las Comunidades de Castilla y Castilla y León le adjudicaran la construcción de la autovía de Olleros. Por cierto, la sede social de Teconsa en Madrid está ubicada en Serrano, 45, justo al frente de la oficina principal de las empresas de Correa, en la misma calle, en el número 40.

La autovía de Olleros
Una información de El País daba cuenta de un fax intervenido a Correa procedente de la Consejería de Fomento de Castilla y León, en el que se informaba de la adjudicación a Teconsa de la construcción de la autovía de Olleros, y en el que figuraba la anotación manuscrita de la cantidad de 73.650 euros, equivalente al 3% de la concesión, o lo que es lo mismo, la comisión a cambio de la adjudicación. Este dato le incluyó en la lista de los más de 100 imputados del caso Gürtel.

¿Qué pasará con los hombres Gürtel?
Y ahora nos enteramos de que Teconsa, como la Begar de Ulibarri en su día, presenta concurso de acreedores, con impagos por un importe de 30 millones de euros. Las empresas de la Gürtel han caído en desgracia. ¿Qué pasará ahora con los hombres que han movido sus hilos, y con sus fortunas? ¿Qué pasará con los hombres Gürtel?

C. GUZMÁN

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: