AMAMANTADOS EN LAS LARGAS UBRES DEL PEQUEÑO AZNAR

El dramático alegato de José Tomás, “un votante del PP que sufrió en sus carnes cómo se las gastan”

“Me suena todo esto porque les conozco (…) Son lobeznos de la misma camada amamantados en la largas ubres del pequeño Aznar”

He leído con mucho interés la entrevista que Cecilia Guzmán le ha hecho en este periódico al famoso sastre o comercial de Gonzalo Hinojosa, José Tomás (que también ha tenido que lidiar con mihuras más peligrosos que la bragaos morlacos) y puedo decir que la música que entonaba a propósito de las formas y maneras de algunos protas de la derecha política me suena mucho.
En síntesis, el comercial de “Forever Young” ha venido a decir que cuando estalla la Gürtel lo que pretendían estos sinverguenzas era precisamente que se inculpara de principio a fin, que mintiera en sede judicial y que la cara dura inmensa de estos sujetos no tiene parangón. Todo ello adobado con una prepotencia insultante y una chulería sin causa que bastaría con estos aditamentos para mandarlos al averno o a galeras.

Lobeznos de la camada aznarista
Me suena mucho todo esto. Porque les conozco. Todo aquel que a esa porción de aznaristas interesados y por precio se interpone en su camino lo laminan por corto y por derecho. Punto. Comprendo la desazón de un pobre trabajador que se ha tenido que ganar la vida en medio de tanto detritus y al que han utilizado como una compresa arrugada. Da lo mismo que se apelliden Camps, Costa, Villalonga, Michavila, El Bigotes, Correa, Pedro Pérez, Timermans o Aragonés. Son lobeznos de la misma camada amamantados en las largas ubres del pequeño Aznar y alimentados por tiempos ya sea por Agag, Botella, Fabra o mariasantísima de los denarios.

El precursor Zaplana
Le comprendo. Son tipos que lo han tenido claro desde siempre: en política están para forrarse que ya dejó esculpida la frase el ínclito Eduardo Zaplana y su socio Jaume Matas. Y si te interpones en su camino te matan. Porque liquidar a una persona no sólo es pegarle un tiro en la nuca (no tendría valor porque se van por las patasabajo cuando un policia judicial les trae una orden judicial tabulada), sino jugar con su pan (ha sido el caso de José Tomás pero no el único), poner en bretes a su familia, dilapidar su honra y honor y si se tercia presionar para que jamás pueda encontrar empleo. Pueden inventar las historias más adabracadabrantes sin reparar en gastos en donde la verdad no reluce por parte alguna.

Por propia experiencia
Sé de lo que escribo porque yo lo he padecido en mis carnes por el único delito de disponer de información fehaciente respecto a sus fechorías cuando intentaron –y todavía intentan- utilizar el apoyo honesto de los votantes y militantes del PP. A estos del PP sólo les interesa como medio de conseguir poder y dinero, tirarse el pegote si llegan a puestos institucionales y cambiar de mujer rubicunda o cualquier periodistilla ambiciosilla de tres cuartos presumiendo de mansiones, yates y nivel de vida. En general, se trata de sujetos de escaso bagage intelectural y muy poco montante técnico. Crecieron a las faldas de Aznar donde el pelotilleo y el ditirambo era la única carta de presentación.

Caso Naseiro
Si se observa con atención los modos y maneras de la Gürtel son exactamente los mismos del non nato “caso Naseiro”. Incluso algunos de los mismos nombres. Entonces se libraron por la impericia del imberbe juez Luis Manglano y ahora pretenden librarse por lo mismo.

Se mire por donde se quiera, el eje de ese poder se articula entorno al círculo interior del matrimonio Aznar/Botella y por el apéndice añadio de Alejandro Agag. Punto. Rajoy, en el fondo, es un pobre diablo que pasaba por allí.

Autoinmolación del sastre
José Tomás, un votante del PP, tuvo la ocasión de sufrir en sus propias carnes cómo se las gastan estos sujetos. Vuelvo a comprenderle. Es una hormiga al que todo el mundo pisotea pero estoy seguro que dice la verdad y nada más que la verdad. Pretendían que se autoinmolara y ocupara la celda contigua a Correa en Soto del Real pero les ha salido rana. Primero fue la súplica luego el chantaje. El mismo estilo que en “Naseiro”.

Un día cercano le pregunté en su fastuoso despacho de FAES al ex presidente: ¿estás seguro de que nadie de tu entorno político personal ha metido la mano en la caja? Respondió con un gesto de desprecio.

Unos minutos antes había hecho lo mismo cuando le pregunté por Juan Villalonga. Uno de los personajes más siniestros, oscuros y acaudalados del mundo gracias al poder que los votantes del PP habían dado a su “amiguito del Pilar”.

Suma y sigue.

Graciano Palomo es periodista y escritor, director de FUNDALIA y editor de IBERCAMPUS.ES

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: