LA COPE YA NO ES LA COPE

BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS

¡Qué les voy a contar a ustedes del regreso de las vacaciones que no sepan ya! Sin embargo, permítanme el lloriqueo, porque el de este año no ha sido igual de duro para todos. Cierto es que cuando nos fuimos ya sabíamos que a nuestro regreso ya no iba a estar Federico, pero no podía ni imaginar que semejante falta iba a afectar de manera tan grave a la hasta hace muy poco mi tan admirada COPE.

El lunes, mientras me afeitaba, puse la radio, como vengo haciendo desde hace tantos años, de una manera casi instintiva. En lugar de nuestro castizo España Cañí, sonó una meliflua e insulsa musiquilla, que ya debía haberme puesto sobre aviso de lo que precedía. Sin embargo, tragué saliva, hinché el pecho y me dije a mi mismo dándome ánimo: “Venga Nacho, ¡a darles caña!” Como siempre, tras la sintonía el resumen de noticias y el anuncio de una entrevista, ni más ni menos que con José Antonio Alonso, el portavoz del PSOE en el Congreso. Pensé de nuevo (hay mañanas que lo hago tras tres y cuatro veces): “Se va a mear en los pantalones”. La de años que hacía que no oía en la COPE una entrevista a alguien de la izquierda, ya ni me acordaba de sus voces.

Pero me las prometía demasiado felices. Había terminado de afeitarme y estaba a punto de entrar en la ducha, lo que quiere decir que llevaba no menos de 15 minutos con la radio puesta (no saben ustedes lo dura que tenemos la barba las gentes de buena familia), y aún no había escuchado ni un insulto, ni una frase catastrófica sobre el hundimiento inminente de España, ni un chiste sobre catalanes. En resumen, un verdadero asco. Que si noticias de economía, que si decisiones jurídicas, que si información internacional… Por un momento llegue a pensar que Nacho había fichado por la Ser en mi ausencia y me había equivocado al poner el dial.

La entrevista con Alonso fue por los mismos repugnantes derroteros de corrección que el resto del programa. Como si alguien pudiera preferir saber que piensa el portavoz del principal partido del país a insultarlo. ¡Y qué contarles de la tertulia! Si incluso hubo uno de los participantes que se atrevió a discrepar del moderador. Que pensé yo, anda que ibas tú a repetir tertulia si siguiera aquí Federico.

Suerte que la semana que viene Federico, César y Herrero regresan al éter (y no me hagan chistes fáciles sobre llenar vacíos con cosas inexistentes) y podremos volver a disfrutar con el periodismo de raza, de nuestra raza quiero decir, no vayan a pensarse los emigrantes que el asunto va con ellos. Que ganas tengo de afeitarme el lunes, con la piel erizada al escuchar el sonido del hundimiento de España mientras Federico trata de salvarla a golpe de sarcasmo y de cagarse en la puta madre que parió a la mitad de todos ustedes.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: