LEY ANTITABACO

Ley antitabaco: nuevos retratos en las cajetillas y fumeque de finas hierbas

La propuesta de estas imágenes/repelencia para las cajetillas es motivo de discrepancias entre los ministros
Una sorda batalla se libra en el seno del Consejo de Ministros, que en breve se extenderá al Parlamento, por la nueva ley antitabaco. Los aspectos más polémicos del proyecto que prepara la ministra de Sanidad son la identidad de las caras-repelente que aparecerán en las cajetillas y el nuevo método de fumeque alternativo al tabaco.

El Ministerio baraja una colección de rostros plurales que recojan todas las tendencias políticas, financieras y televisivas. A la vez, Trini Jiménez tiene una propuesta revolucionaria: la sanidad pública ofrecerá a los fumadores cigarrillos de finas hierbas para que, embelesados con el tomillo, el orégano e incluso el perejil, abandonen el tabaco clásico.

Se trata, según el borrador de nueva ley, de conseguir fumadores sostenibles que dejen de costar dinero al erario público con sus enfermedades cardiorespiratorias, sin erradicar un consumo que tan elevados impuestos aporta a Hacienda.

Lo más peliagudo de sacar adelante en el Congreso será la relación de retratos que aparecerán en las cajetillas de tabaco convencional, con intención repelente o disuasoria. La batalla entre los grupos parlamentarios se adivina encarnizada, pues todos querrán colocar a sus adversarios y no hay marcas de tabaco para tantos.

A la Cámara Baja llegará un proyecto de ley con la propuesta de estampar las imágenes de Mª José Campanario, Emilio Botín, Leire Pajín, Carod Rovira, Risto Mejide y Aznar. Una relación que, aparte de consenso parlamentario, necesitará negociaciones con la banca y con la industria del famoseo.

En lo que no duda la ministra de Sanidad es en la promoción de cigarrillos de finas hierbas. La picadura de éstas es un producto sostenible y ecodifusor y la inhalación del humo de su combustión ayuda a las expectoraciones, aunque deje las vías respiratorias como un camino de cabras.

Ahora bien, no llevan nicotina ni amoniaco y no dañan a los fumadores pasivos. El peligro es que no está clara la diferencia entre el fumeque de romero, tomillo u orégano y el de maría, pero de eso se está ocupando Trinidad Jiménez.
LA VINAGRETA.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: